Con la entrada en aplicación del Reglamento General de Protección de Datos de Europa, estos últimos días todos hemos recibido, literalmente, un aluvión de correos de una gran cantidad de diversas empresas solicitándonos el consentimiento expreso (y en algunos casos, explícito) para el tratamiento de datos personales.

Cuando pase la resaca, y los responsables de marketing de las compañías que han mandado estos correos solicitando el consentimiento se den cuenta que menos del 10% ha pulsado el botón para otorgarlo, se les empezarán a atragantar esos correos mandados, en muchos casos, sin una reflexión previa sobre sus implicaciones.

¿Es totalmente necesario recoger el consentimiento expreso ahora?

La respuesta a esta pregunta no es sí o no, pues depende de las circunstancias:

  • Si las comunicaciones comerciales se enviaban a clientes, no es necesario recoger su consentimiento, pues según el considerando 47 del RGPD podemos utilizar el interés legítimo como base jurídica para el envío de esas comunicaciones comerciales. Además, el art. 21 de la LSSI habilita al envío de comunicaciones comerciales por correo electrónico a los clientes, siempre referentes a productos y/o servicios similares a los contratados con anterioridad (y mientras no se den de baja de dichos envíos).

 

RGPD

 

  • Si las comunicaciones comerciales se enviaban a un destinatario que no es cliente, pero le habíamos recogido con anterioridad el consentimiento de forma expresa (a través de una acción positiva por su parte, como marcar un check, por ejemplo), no es necesario obtener de nuevo dicho consentimiento, pues éste sigue siendo válido con el RGPD (considerando 171).
  • En cambio, si las comunicaciones comerciales se enviaban a un destinatario que no era cliente y, además, sin obtener su consentimiento, la entidad estaba incumpliendo antes la normativa…, y ahora también…

Con lo cuál, si la empresa pide un re-consentimiento de forma innecesaria, lo que está haciendo es penalizando su base de contactos, pues a partir de ese momento tendrá que dejar de utilizar los registros que no han pinchado el citado botoncito.

 

Pulsar botón

 

En términos prácticos, tendrá que dejar de mandar comunicaciones comerciales al 90% de su base de datos, pues, según las estadísticas, solo un 10% pinchará dicho botón.

¿Y tú, amigo, también estás suicidando tu base de datos innecesariamente?

También te puede interesar